3 ago. 2009

Tertulia

Palabras-paletas. ¿Qué tan rica puede ser una palabra? Bueno, pero si todas se pueden saborear. Y hay que hacerlo. Yo me atraigo siempre por la gente que me comenta, algún día y sin previa advertencia, que alguna palabra le gusta. Te darás cuenta que no es todo el mundo. Yo ebullo pensamientos analíticos tragico-cómicos (o viseversa?) de la realidad todo el tiempo, y expresarlos es un antojo natural. Todos tenemos ese antojo por expresar, pero para algunos es menos intenso y lo que comunican es... y son personalidades nada más... mucho menos distinguido. Distinguido de diferente. Distinguido de raro. Distinguido de enfoque individualista.Es en estas expresiones que te das cuenta felizmente de quienes, por ejemplo, se asombran con las palabras .
Me gusta la palabra tertulia. Me gusta, la verdad. Suena un poco a sonido de pájaro, un poco a simple y sencilla diversión, y es algo traviesa... Y no lo había notado hasta que alguien me lo comentó, alguien común (colorido) pero persona que camina y habita y usa la compu y anda en el metro y es como cualquiera pero se agrega a la lista siempre creciente de la gente (que por lo tanto deben quedar miles) en alguna forma como yo, miles de INDIVIDUOS que aunque sean sociedad, como yo, no son MASA y eso me alegra.... gracias... a todos... a todas las personas que piensan diferente y que me provocan seguir expresánome, seguir amando la conversación y el intercambio de ideas porque pensamos diferente, sí, no es que sea intolerante, pero tenemos la misma intensidad, el mismo joi de vivre, y la misma apertura mental (y lo glorioso está en la forma). Y volvemos a
Tertulia...tomemos vino, platiquemos, imagínanos todos, todos juntos en una sala de estar infinita, sin tener que preguntarnos quiénes entre todos aquellos, quiénes entre los que van caminando como hormigas en el transborde de estación del metro, son también individuos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario