28 oct. 2009

Blink

I don't like burning letters. And I don't like writing emails and not hitting "send". I don't like truths told only through the eyes. I don't like not being able to say "I'm sorry", or "thank you", at all or without a tremendous twitch of the nerves. I don't like hearing sweet words and bittering them with the downcast eyes of doubt.
I don't like breathing in the present so ferociously, flushing down the past to a dark undignified cellar.
You say what else to do after being shot and remembering you're not bulletproof. You don't like illusion do you, you say.
And I say I guess maybe you're right, and really how permanent is writing anymore really, there is no crime in burning letters, spoken words are more permanent.
And so I become like you. And call it growing up.


Alzándose hacia el olvido la pequeña sombra de un árbol
invernal
busca, tienta, se agarra y se estira
hasta desaparecer en pequeñas infinitas redes de ramitas
se rasca la cabeza recordando
que algo se hundió en el río
algo
que debía haber flotado.

19 oct. 2009

Twilight

Mmmm... curved copy
of a silhouette against a windowsill
watching the vessels of self expression
sail away
through the sky so pink against the
shivery still dark tree mountains...
nothing makes you sadder
than meeting the dying day
with tired hands
and no skin to rub them against
but their own.

18 oct. 2009

Trabajar cansa

de Cesare Pavese

(este poeta juro que me conoce)

Acostados los dos en la hierba, vestidos, se miran a la
cara
entre los finos tallos: la mujer le muerde los cabellos
y luego muerde la hierba. Con descaro sonríe entre la
hierba.
Él aferra la mano delgada y la muerde
y le arrima su cuerpo. Pero ella escapa rodando.
Media hierba del prado resulta aplastada.
La muchacha, sentada, se ordena los cabellos
sin mirar al amigo, acostado, con los ojos abiertos.

Por la tarde, frente a una mesita, se miran los dos
a la cara; los transeúntes siguen pasando.
A veces los distrae un color más alegre.
A veces él refleiona en lo inútil que es el día
de descanso, perdido en perseguir a esa mujer
que es feliz de tenerlo a su lado, de mirarlo a los ojos.
Si con el pie le toca la pierna, sabe bien
que los dos intercambian una mirada de sorpresa
y una sonrisa, y es feliz la mujer. Otras mujeres pasan
sin mirarlo a la cara, pero al menos se desnudan
con un hombre esta noche. Tal vez las mujeres
aman sólo a quien pierde su tiempo por nada.

Todo el día se han acosado y ella tiene aún rojas
las mejillas, a causa del sol. Y le está agradecida.
Ella recuerda un besote rabioso que se dieron en un
bosque,
suspendido al oír el rumor de unos pasos, y que aún
la enardece.
Abraza el ramo verde de lindos helechos --recogido
en la piedra de una gruta-- y dirige al compañero
una intensa mirada. Él mira la maraña
de los tallos negruzcos entre el verdor tembloroso
y lo acosa de nuevo el deseo de otra maraña,
presentida en el seno del claro vestido,
que la mujer ignora. Tampoco la violencia
le vale, pues la muchacha, que lo ama, reduce
a un beso cualquier asedio y le agarra las manos.

Pero cuando esta noche la deje, ya sabe adónde ir:
volverá a su casa con dolor de espalda, aturdido,
mas saboreando al menos en el cuerpo saciado
la dulzura del sueño en la cama sin nadie.
Solamente, y ésta es la venganza, imaginará
que el cuerpo de mujer que tenga entre sus brazos
es el de ella, sin ningún pudor, con lasciva.

13 oct. 2009

El recital

¡Cómo me voy abriendo, desplegando como los pétalos de una flor ansiosa por mostrar su centro! Marchitará pronto, pero será la más bella. Cómo me voy abriendo y no conozco freno.
Cuando escucho la música, revivo todo aquello.

Tú… cómo lo miras en el piano. Tu cara es de amargura… te llena de dolor tanta belleza y talento. Te hacen cosquillas en el alma esas notas y te provoca náuseas: eres tan poco, tan vil, tan insignificante. Quieres llorar todos los males que te carcomen (como tú la sábana, que muerdes en la tenue oscuridad de la recámara): el saber que no llegas a la altura de quienes te rodean, ni de la suerte que te tocó de vida, que no te quieres ni un poquito. La música la vuelves pesadumbre.

Abuela… ¿por qué cuando toca el piano, no dejas de mirarlo, y tus ojos parece que saldrán de tu cara rebeldes a cobrar vida propia, y te tiemblan un poco los labios y haces soniditos hacia adentro, y sé que te tragas las lágrimas? Y los días que siguen, hablas mucho de lo que era el abuelo, y no se te olvida regar las plantas.

(El gato también escucha. Se acomodó bajo el futón sin que nadie lo viera, salvo una niña, que sólo ve sus ojos abrir y cerrarse en la sombra. Antes de cambiar de sitio, el gato se frotará contra la pared con mucho romanticismo.)

La joven de los tenis de tela busca una pluma con los ojos, y manosea su bolsa con deseos de sacar su cuaderno pero no se atreve. Tiene tanto que escribir...

Papá cuando escucha música se queda todo serio. Pareciera que alguien tiró el jugo, y a propósito. Pero se le van aplanando las arrugas de la cara, lentamente. Luego sólo parece que es niño de nuevo, y es él quien tiró el jugo, pero no queriendo.

La mujer que deseo escucha el piano y no para de moverse. Sus ojos no enfocan nada (a veces el pianista, a veces las contrastantes teclas que le dan nostalgia, a veces los cierra pero yo siento que siguen, expresando). Siempre sabes que sonríe, aunque su boca mienta (¡su boca tan dinámica!) porque sonríe con todo el cuerpo. Todo su cuerpo está encendido, y baila, como no puede hacerlo en los grandes salones en las grandes fiestas con la gran música (porque se queda torpe y perpleja), pero en su silla, meciendo sólo los hombros, manos y cadera, es un cisne.

Mi sobrinita cachetona que junta sus labios manchados de dulce es toda pestañas y puchero, como cuando tiene sueño en algún evento pero no se puede dormir. Y su hermanito, siguiendo su ejemplo, escucha atento, y no se da cuenta que va recorriendo el trasero, lentamente, hasta estar casi abrazado de su hermana.

Esa señora podría ser mi amiga, y me veo disfrutando tomar un café con ella si se diera. En lo que lleva de este movimiento, sólo ha sonreído oreja a oreja. Es un ser alegre, que disfruta el juego y poco se preocupa por lo que no debe. Tú… deberías aprender de ella. Aunque ella se pierde de la profundidad de tu desgarramiento, creo que tú eres quien más se pierde.

El viejito está roncando, de nuevo las notas lo llevaron muy lejos, tan lejos, a castillos en las nubes (donde danzan bailarinas en leotardos que son más pierna que nada y dibujan con ellas los bemoles en el aire).

Él piensa en su amor, que tanto lo atormenta. El amor, cuando existe, logra ser todo, y parece que las escalas de sentimiento narran su historia, narran las etapas de su relación y revive la desolación que sintió en la discusión de la mañana sobre quién se bañaría primero.

Ella siente las flechas del arte apuntando hacia afuera, no hacia adentro. Absorbe, con más agudeza de lo normal, la energía del ambiente, y se entretiene leyendo los rostros de la gente.

Cuando mamá lo escucha, le empieza a temblar la pierna. Se activa el tic nervioso porque lo demás cesa –no piensa ahorita en la lista del súper. En su pierna almacena esas inquietudes. No sé qué pase con el resto de su cuerpo.

***
Yo agradezco que mi hermano toque el piano. Maneja ese lenguaje tan bien que hasta las cosas lo escuchan. Los cuadros, el piso de madera, las copas de vino… simplemente los colores son más brillantes, y así se quedan.

Él es el único que no escucha. Él lo hace todo al revés… sus manos sueñan con nuestras historias que no conocemos pero reconocemos –combinadas, condensadas, simplificadas y glorificadas en música. Él es lo que menos existe en este cuarto (pero todos creemos en él) (y en realidad está solo, tocando) (pero es dueño de todo ahí, porque todo pende de la punta de sus dedos) (y él no siente nada ni puede ser) nada más que música.

12 oct. 2009

*

Snow
Flake
Fall
Erase
Space

8 oct. 2009

One of those huge small pleasures (treasures)

Oh how I do delight
In that proud unruly invasive bush
First it was green against
The faded painted ugly
Expanse of the concrete fence
And now it's blossommed with Indian Summer
Daisies? Marigolds? Buttercups?
I grab and lace in my hair
(They never last long there)
And oh when I go walking
Back down the long day
And rub my fingers instinctively on the leaves
The smell on my tips is sweet, just sweet.

7 oct. 2009

Pozo de agua

Se tiraron al balcón, mamá e hija. Estaban en el llamado Indian Summer, y suculentas florecitas habían brotado del exótico árbol oriental en la maceta. Akali se sentó en la cama de su madre para el prometido ritual: la lecutra del I Ching. Se dio como todo ritual se debe dar: espontánea y voluntariamente, en una linda tarde-noche, con el zumbido ponedor de la planta en la madera.

Con los ojos abiertos, se metió a sí misma. Vio imágenes turbias entremezcladas de los últimos tiempos, días. Todo lo que la había roto en dos y hecho caer. Lo que había visto y sentido tan fuerte, sentirlo lejos, ilusorio. Pero no muerto. Ella quedaba como su esclava. Pero ya estaba saliendo- sonriendo sin pisar el freno para impedirse olvidar.

Manoseó las monedas que cargaba de energía.
"¿Lo quiero más a él, quiero más la unión, que a mí misma? ¿Me amo más a mí? ¿Es lo que necesito auténticamente hacer (y por principio, sin mayor fin) para que todo se acomode? ¿Amarme, sobre todo y más que nada, a mí? (Y como ser, claro, que puede y sabe dar amor...)"

Akali tiró las monedas, y cayeron puras águilas. El águila es femenino. Femenino, ying, la quebrada. Vale por dos.
Dos águilas y un sol. Dos sol, un águila. Tres soles. Masculinidad (?)

Significan líneas quebradas o continuas, formando un hexagrama con número adheridos a la cola.
__ __ Ése es tu símolo- el pozo de agua.
____ Arriba k'an, Lo Abismal, el Agua
__ __ Abajo sun, Lo Suave, el viento, la madera.
____
____
__ __

La madera desciende al interior de la tierra con el fin de elevar el agua. Imagen de un pozo en palanca. Símbolo del mundo vegetal- en sus arterias eleva el agua de la tierra. Tiene un inagotable don de alimento.

Dictamen:
El pozo.
Puede cambiarse de ciudad,
Mas no puede cambiarse de pozo.
Éste no disminuye y no aumenta.
Ellos vienen y van y recogen del pozo
Pero todavía no se llegó abbajo con la cuerda
O se rompe el cántaro, eso trae desventura.

(La VIDA sigue siendo la misma. El pozo de agua como esencia, ancla constante, símbolo de la humanidad.
No hay que ser superficiales, olvidar o comprometer las más hondas necesidades vitales. Eso es tan imperfecto que es como si ni se planteara un ordenamiento (conformismo trágico). Semejante semicultura de atascado en las convenciones es tan mala como la incultura.)

Las respuestas:
El limo del pozo no se bebe
A un pozo viejo no acuden animales

(A quien se abandona a sí mismo, tampoco acuden los demás)

El pozo se ha limpiado pero no se bebe de él
Éste es el pesar de mi corazón,
Pues se podría tomar de él.
Si el rey fuese preclaro
Se disfrutaría conjuntamente de la dicha.

(Existe una persona capaz, pozo cuyas aguas se podrían beber. Pero no es utilizado, y quienes lo conocen, se aflijen.

Reina el deseo de que el príncipe se entere de ello, pues sería una suerte para todos los afectados)

Más que creer en el ritual, Akali supo reconocer la profunda sabiduría de las fuerzas internas y externas que había soltado al aire y condensado en ese símbolo, esa antigua sabiduría ideográfica, mítica, y se supo madera en el agua.

5 oct. 2009

Tree

Tree-
Sit Still
The wind isn't going anywhere

Moon

The moon winks at her twin:
A soft, scurrying, silver-lined
Whisper in the water

4 oct. 2009

More than two weeks

I don’t want to let it go
You turn one thing off, the other
Goes on
I don’t want to be: alone, a book
That air of individuality
Unapproachable angel
Alonely
I want to shine in two
To shine for somebody
(like you)
Whose house smells home
Whose hands I need to steal
Who listens and understands my words
But I twist in my sleep
Or drive the car across a ditch
Because I know that your bed feels cold too
And you’re more confused than you’ve ever been
And you call and you ask and you smile
(Try to hide, try to bury)
But keep me by you side
And I writhe
I am jelly
But I come home and cry
Knowing you’re not going to give me peace of mind
And the more we try to suppress
The more blown-up our insides
Until (I) we’ll explode
And…
That’s as far as my dream goes.

2 oct. 2009

Cuerpos

¡Hola cuerpo!
Ritmo
Beso
(es un oleaje, ¿verdad?)
¿¡Qué verdad?!
(Llegar/abrazar/columpiar/beber/lamer/mirar/saber/volver/mover/llegar)
Sólo tocarnos
Y saber que no entenderé
Por qué vuelvo a buscARTE
Brusca
Mente
Y destruyes los relojes
Cuando me enseñas de mi cuerpo